Niñera Castiga A Dos Traviesos

0 views
0%

Para comenzar, la mujer es niñera de dos muchachos grandes. La chica es caprichosa y el hermanastro un travieso sin piedad. Es así que discuten, generan descontrol en la casa y agobian a la encargada. Ya sea por furia o por necesidad, intenta enseñarles a comportarse. Por lo tanto, los encierra en el dormitorio, hasta que hagan las paces. Mientras que ellos conversan, las sonrisas emergen. Y es que al fin y al cabo, son dos adolescentes. Comprenden lo que los une, la travesura por calentura. Además, la Jovencita Caliente solo busca atención, él se la da con sus locuras. Besándose celebran la paz, los labios se rozan sin más.

Un aprendizaje fraternal

Frente a su hermanastra excitado suspira. Y es que la polla dura no respira entre esos calzones ajustados. Así que con desparpajo le solicita a la niñera que se presente, se encuentra en aprietos. Puesto que la fémina espera unir a estos hermanastros, le enseña a la pequeña cómo ocuparse con Mamadas Calientes. Chupetean de ese cuero sin detenerse, cada segundo es un nuevo endurecimiento, las venas emergen dichosas. Succionan hasta sentir las gotas de leche en las comisuras, al unísono como Petardas Salvajes atraen al cachondo a la locura. Manos suaves bambolean los huevos, candentes lenguas se posan en la punta del falo para estremecerlo. Rugosidades suplican atención, él dice que hierve y las cachondas no cesan el ajetreo. Lamen cada grieta, famélicas lo exasperan con chupadas intensas.

Niñera de lujo

Debido a que ve la unión en este Trío Hogareño, los alienta. Explica cómo montar a la pequeña, él le obedece impaciente. Es así que en cuatro juegan a la dama y el jinete, rebotando en el colchón generan un fuego potente. Por lo cual, la niñera les observa la temperatura, con la boca recoge buenos números. Participa como maestra del jugueteo, cada intervención es un delicioso momento. Y como la preciosa teen sonríe a su hermanastro, contenta los alienta a un ritmo salvaje. Vigila que el cachondo conserve la polla firme, que la chica mojada disfrute cada meneo. Por otro lado, mojándose ella misma, gime dichosa por el grato momento.

Parece que es muy estricta, les exige una limpieza de esas pieles puerquitas. Así que con lamidas veloces conduce un baño oral luego del goce. Por suerte, los adolescentes han aprendido a celebrar acuerdos, ahora no pelearán más, compartirán juegos como estos. El orgasmo de la niñera acaba con el ajetreo, es momento de la siesta de los pequeños traviesos.

From:
Date: noviembre 24, 2020