Novia Asiática Bebe Leche Del Padrino

Visto 102 veces
100%
0
Para empezar, como sabes, no todo lo que ves a primera vista es. Y es que él está delante de una muchacha con vestido de novia. Por lo tanto, supones que se trata de su esposa o futura esposa. Sin embargo, te llevarás una grata sorpresa. Las aventuras siempre están a la vuelta de la esquina, y esta chica es una traviesa. La Hermosa Japonesa desea contraer matrimonio, pero no sin antes hacer un poco de lío. Puesto que aún tiene esa espina clavada con su novio, busca quitársela antes de dar el sí ante el reverendo.

Bajo el Velo

Frente al día tan esperado, esta muchacha intentará vengar la infidelidad más antigua de su amado. Y es que siempre tendrá eso encima si no puede igualar la situación. Es así que escoge muy bien con quien cometer este acto. El cachondo es el padrino de la boda, mejor amigo del sujeto y adorado por todos. Por lo tanto, lo invita a beber champaña antes de salir al evento. Todos están afuera, sus parientes, amigos y hasta colegas de oficina. Así que la atrevida, va rápido al asunto, lo extorsiona con inteligencia. Obliga al muchacho a que la estimule, o ella no caminará al altar. La Guarra Estratega le hace imaginar la decepción de su amigo, abandonado frente a todos. Por lo cual, este hombre inicia maniobras para complacerla. Con sus dedos frota ese coño húmedo, levanta el pomposo vestido y se introduce. Paladea profundo, oye los gemidos de la cachonda y disfruta un poco.

Otro Semen

Debido a que la preciosa piensa que beberá por siempre la misma leche, está inquieta. Mira la polla del padrino y con sus labios humedecidos cae lentamente en la tentación. Su mano sostiene el pedazo del pecado prenupcial, está alocada. Mete la punta de la polla en su boca y sopla. Parece que él tiene un delicioso esperma, la chica no lo suelta. Ejecuta Mamadas Apasionadas, el velo de su cabeza tiembla con cada bocado. Ya sea por venganza o por goce, se mantiene con el falo en sus mejillas por largo rato. Las rugosidades del cachondo la tientan a ver más cerca. Suspira profundo cuando él llega al esófago con sus largas venas. Excitada por su propia valentía, la novia resplandece ante este amigo de la pareja. Ahora él es un cómplice de juegos que deseará borrar de su memoria. Y es que jamás podrá olvidar su rol en esta boda. Puesto que la Novia Petarda se contenta con chupadas, él disfruta y se relaja.