Parejita Francesa Desafiada Por Extraño en la Catedral

Visto 782 veces
83%
1
Primero, pasar cerca de los colegios de adolescentes puede traer suerte. Y este cachondo de la nación de la pastelería sabe bien identificar masas frescas. Así que recorre las calles buscando fortuna entre las más guarras teens del país. Con su cámara escondida en las gafas, todos le platican sin tapujos. Es un experto manipulando situaciones para complacerse. Además sus estrategias son admirables, vale la pena estudiarlas si se quiere tener éxito en estas calenturas. Ten en cuenta que este pervertido es osado, eficaz y afortunado. Así que gozarás de algo tan delicioso como los postres típicos franceses.

Tour A La Catedral

Frente a una iglesia gótica una parejita llama la atención del libidinoso. Se acerca y calienta la plática con sutileza. Mientras que ellos son retados a desafíos por este sujeto, la amateur colegiala foguea con su uniforme. Puesto que ya pagaron la entrada, invitan a este pervertido a ingresar y recorrer el parque. Unas enormes puertas medievales causan el placer visual de los enamorados. Es así que se sientan en banco de plaza para disfrutar del paisaje. Este hombre, no los pierde de vista. Genera un excitante desafío, apuesta que ella no tiene bragas. Y si tiene razón ella deberá masturbarse en ese espacio público. De lo contrario, él se quitará los calzones y correrá como loco por la acera. Pues, tiene razón. La bella muchacha no tiene esa prenda y su coño se abre para recibir los manoseos de su novio. Luego de salvajes dedos calentándola, se retiran a un sitio más alejado.

A La Sombra de los Árboles Desnudos

Debido a que él la calentó demasiado, ahora ella quiere más dedos en su coño. Bajo un árbol frondoso de este parque, la satisface. Sus pechugas son besadas con labios ardiendo y su empapada entrepierna hace erguir la polla del hombre. Los dos masculinos están duros como las rocas del medieval edificio. Así que para quitar las tensiones de su amoroso novio, la fémina se arrodilla sobre las hojas otoñales. Inclinada coge el trozo que tanto le gusta y ante este desconocido hace Mamadas Francesas apasionadas. Parece que el tercero observándolos les causa tanta calentura que deciden incorporarlo a sus hazañas.

Con el Extraño a Cuestas

Ya sea por tener una aventura o por lujuriosos, aceptan ir al hotel del hombre. Allí se desnudan para una ducha sexual de las más feroces. El novio chupetea ese coño como si se tratase de una botella de agua en medio del desierto. La preciosa petarda se retuerce disfrutando la devolución de las succiones. Mientras que se la folla con las gotas corriendo por su cuerpo la sensualidad estremece. Además el sujeto no deja de mirarlos con el falo tieso ante las escenas. Acota ideas para compartir con ellos y que la revolcada resulte alucinante. Pasan por unos intensos ajetreos en la cama y la cachonda escucha una sugerencia del observador. Es posible que ante él Follar Anal le de más goce y se dilate con facilidad. Es así que lo intenta, se pone como una perra y recibe duras entradas por el culo. Su ojete roto delante de este perverso extraño la hacen tener un orgasmo brutal. Por lo tanto, pide ella misma las corridas sobre su sediento rostro.