Pelirroja Perdida En Las Montañas Brinca Y Come Con Pasión

Visto 197 veces
75%
4
Primero, este hombre se sube a su coche como cada día. Sin esperar demasiado del camino a su casa transita entre colinas y paisajes asombrosos. Parece que el sujeto es adinerado, el modelo de su vehículo refleja las nubes más pomposas. Mientras que la ventana baja le brinda una fresca brisa, en medio del camino halla algo colorido. Cabellos colorados bailan al ritmo del viento, una Exquisita Pelirroja Amateur camina como perdida. Lleva pantalones cortos, su piel nívea se caldea con la intensidad del sol en las alturas. Por lo tanto, el cachondos sorprendido se detiene para ver si necesita su ayuda.

Irlandesa o no es una pelirroja

Frente a la simpatía de la Jovencita Perdida, el cachondo ofrece llevarla a un lugar seguro. Por lo cual, ella sonriente se sube al coche. Le dice ser de otro país, por sus cabellos naturales él imagina a la esmeralda del norte. Sin embargo, la preciosa no le da mayores aclaraciones. Suplica visitar los aposentos del extraño hombre. Puesto que es demasiado linda, le abre las puertas de su casa con toda prisa. En el sofá disfruta los besos y caricias. Y es que la chiquita es muy mimosa y aupada en él se frota. Extasiado el cachondo desnuda lentamente a esa ricura, intenta palparla todo lo posible. Su mente confundida cree que ella es una alucinación exótica.

Saboreando la antorcha

Debido a que ella es la que esboza colores fogosos, él la sigue en sus travesuras. La nena gatea por el suelo pidiendo conocer esa polla. Como una Petarda Enloquecida abre sus labios para succionar ese cuero rugoso. Lo devora sin piedad, pajea y lame cual bestia mitológica. Las calientes chupadas estimulan las ganas de follar del anfitrión. Esta nena es un regalo del más allá o un hallazgo al que no abandonará jamás. En el sofá la penetra gustoso, las ardientes aguas de la preciosa invaden las venas de su trozo con pasión. Meneándose feroz en la bonita sus calores aumentan a cada instante. Ella gime, contorsionándose emana vapores y pide más. Bombear a esta Deliciosa Guarra no cuesta demasiado, tiene un culito ideal para rebotar sin parar. Las poses más locas le agradan, desde atrás goza como una puerca en el fango más oscuro. Parece que este sujeto es afortunado, le da duro hasta saciarse.  
Video Anterior
Video Siguiente