Perverso Doctor Cura La Histeria De Una Sexy Paciente Insaciable

Visto 661 veces
100%
0
Puesto que esta chica tiene mucho dolor, asiste al hospital más cercano. Verás todo el acontecimiento a través de Cámaras Ocultas Cam4. Podrás palpitar sus quejas en tu propio cuerpo, sus sensaciones y hasta sentirte a su lado. Mientras que ella busca ayuda de los médicos, sus temblores aumentan con cada paso. Y es que la chica tiene cosquilleo por todo el organismo, no consigue ni mantenerse quieta por dos segundos. La atraviesan vibraciones en el medio de su vientre, está agobiada porque ni siquiera duerme. También empapa las sábanas, cada mañana despierta en lienzos mojados y con mucho ardor.

El Médico de Guardia

Frente a la Sexy Jovencita, este doctor abre su puerta para propiciarle un examen. Con ansias por recorrer esas curvas gloriosas la invita a pasar al consultorio. Así que la desesperada muchacha le platica sobre lo que le ocurre. Cada palabra que sale de su boca, inspira al Amateur Médico a sentirse afortunado. Tal como en los manuales de la universidad, él cree haber hallado un caso de histeria vaginal. Por lo cual, la hermosa despierta chorreando y no puede apaciguar sus contracciones musculares. Debido a que debe observar las reacciones corporales, le solicita que se desnude. Mira cada centímetro de la bella joven, está obnubilado. Dentro de su mente las neuronas bailan, piensa en tratamientos y caldea su glande.

Al Fondo del Asunto

Ya sea por deseo o por profesionalismo, él abre las piernas de la chica para aplicar un alivio. Con su propia polla la zarandea en una follada alucinante. Lentamente, la joven jadea y suspira complacida. Parece que los masajes dentro del coño son lo que necesita. Es así que él se esmera en frotar las profundidades de esa vagina indomable. La temperatura de la muchacha lo obliga a ejecutar lamidas para que no sufra quemaduras. Paladea en esa zanja y vuelve a penetrarla sin mediar instantes. La cachonda recibe El Mejor Tratamiento Porno Gratis. Encendida cabalga sobre el ilustrado hasta dejar salir sus últimos dolores. Disfruta tanto que al final decide chupetear al avezado, le limpia todo con chupadas de agradecimiento.