Probando Cortesana Rubia De Amsterdam

0 views
0%

Para comenzar, un especial guía de turismo ofrece sus servicios. Los extraños anuncios sólo pueden ser interpretados por expertos. Sin embargo, un Amateur Ingenioso consigue descifrar el número de teléfono. No tarda en contactar al hombre, quiere contratarlo. Mientras que oye detalles del tour que el avezado brinda, la polla arde. Ya tiene muchas ganas de conocer los rincones alejados de la ciudad, de oír rameras aullar y destruir coños simbólicos. Así que llega hasta la calle mencionada, tiene una cita con el guía y no quiere retrasarla.

Un día ideal

Frente a los deseos del joven de obtener un paseo sensacional, el profesional promete acción. Dice que los días nublados en Amsterdam son perfectos para adentrarse en mundos brutales. Las putas esperan clientes con ansias, la lluvia las humedece y alteradas se foguean desde la mañana. Es así que para este turista todo está de su lado, le enseña algunos edificios y emprenden un trayecto apasionado. Parece que el hombre sabe muy bien cómo tentar a sus clientes, dice que las Guarras Blondas abundan en esos burdeles. Por lo tanto, el extasiado apresura su marcha, sus manos sudan, está ansioso por degustarlas. Al ingresar en el Más Caliente Puterío Cam4, una cortesana lo desnuda con gracia. Ella es hermosa, posee curvas acertadas y cabellos dorados que decoran su bella cara. De manera que el visitante flamea hipnotizado, cae rendido en la cama.

Té para pasar el rato

Debido a que ellas trabajan con formalidad, cumplen las normas de la ciudad. En ellas se indica que los turistas que quieran follar deberán probar productos locales. Así que en reemplazo a las hebras de té más especiales, ella utiliza la boca para mojarlo. Le asegura que los gustos son buenos, si ve tés que compre de esos. Por otro lado, con rapidez ejecuta Mamadas Y Pajas estimulando las venas del irritado visitante. Coge impulso cuando los cojones se agigantan, cargado de leche él aguarda mejores chupadas. Está tieso, no siente las piernas en funcionamiento pero sí un intenso cosquilleo. El hormigueo lo recorre de pies a cabeza, en la punta de la polla hay una fiesta de crema.

Recupera las fuerzas, la puta tiene las piernas abiertas y la concha mojada. Desea esa carne dura adentro, sin temor a que él acabe en instantes lo incita a llegar a sus extremos. Bambolea las rodillas, afirma los tobillos en los hombros del masculino. Puesto que el cachondo posee reservas para propinas, la zarandea a su gusto, es salvaje. Cuando el guía de turismo lo va a recoger, él sonríe como un niño en un parque.

From:
Date: enero 16, 2020