Profesor de Danza le Enseña Merengue con Anal a su Alumnita

Visto 1056 veces
94%
1
Hoy es un día libre para esta cachonda y disfruta de la casa en soledad. Un poco de música y a agitar esas caderas gloriosas. Mientras que se excita con esta sensación de libertad, el calor empieza a subirle. Además adora bailar y su coño se llena de cosquilleo cuando lo hace. Por lo tanto, con su pelo al viento y ganas de divertirse eleva el volumen. Está creando una coreografía similar a la que vio en un Redtube. Muy fogueada por el meneo se quita cada prenda con sensualidad.

Danza de Loba

Jugueteando en la sala se cree la mejor stripper del mundo. Lo que no sabe esta cachonda es que la cámara Cumlouder del televisor está activada. Por lo cual cada maniobra de ella está saliendo en vivo. Además dejó abierto un chat de Facebook por lo que su cachondo profesor de danza la está mirando. Excitado con la destreza que tiene su alumna más pudorosa, decide buscar su dirección. La amateur merece clases privadas de estas caderas experta. Mientras que el libidinoso encuentra los datos, ella cual puta de bar sigue en su rol sobre el sillón. Gatea esperando halagos o billetes, se está mojando con una fantasía en la que trabaja en un antro de mucho público.

Puerta trasera abierta

Debido a que está corriendo para llegar a esa casa, el maestro se pregunta cómo entrará. Prueba por la puerta principal pero nadie atiende. Parece que la guarra está tan entretenida que no oye sus golpes. Así que intenta por la parte del patio trasero, y tiene suerte. Al ingresar la sorprende desde atrás con su garrote bien tieso. Es así que al sentirlo esta fémina candente no se asusta. Lo recibe bien y baila con él mientras su sostén cae al suelo. Está a gusto con este bailarín a su lado. Sus movimientos la hacen prenderse fuego y sus nalgas empiezan a abrirse por demás. Con un meneo que acompaña el candor de este glande, la bella morocha se moja entre las piernas. Chorrea hasta sus rodillas un vapor producido por esta danza.

Paso uno a uno, y giro

Le quiere dejar lecciones que la hagan una buena bailarina erótica. Por lo tanto, ni mira su concha. Él va directo a follarla anal para que sus glúteos vibrantes se trastornen y sigan el ritmo. La empapada fémina le sigue el juego a cada paso. Se vuelca sobre el cuero del sillón y recibe este bailoteo en su ojete. Parece que este profesor sabe bastante de "Merengue". Sus acciones son similares a la salsa cubana pero con crema abundante. Le está rompiendo cada fibra de ese culo tan bello. Con el agrado de la alumna, le enseña un giro elegante. Ahora usando sus rodillas como apoyo, sigue permitiendo entradas por su trasero. Sus nalgas rebotan tal como el maestro indicó y su coño está contrayéndose de gusto. Puesto que cada baile tiene que cerrarse con un final a la altura, le dará su mejor corrida. Le queda el agujero lleno de crema para seguir gozando del merengue latino más apasionante.