Recogiendo A Colegiala Sabrosa

Visto 228 veces
73%
11
Para empezar, esta Ingenua Amateur Colegiala camina hacia su casa. El trayecto es largo, pero la chica adora respirar aire fresco, ventilarse. Mientras que da pasos con su corta pollera a cuadros, un cachondo la percibe deliciosa. Se aproxima, con su coche costoso y elegante intenta ganarse las  miradas de la hermosa. Puesto que ella continúa admirando el sol, el paisaje y distraída como toda niña, él la sigue lentamente. Mira ese culito bamboleándose, tetitas frescas que rebotan impacientes en una camisa ajustada. Y es que esta chiquita está en su mejor momento, es una tentadora oferta danzando por las aceras.

Cambio de rumbo

Frente a la hermosa nena, el cachondo se detiene y la piropea. Le hace señales sexys, quiere que ella lo vea como un ganador. Mientras que le habla con el vidrio bajo, la Jovencita Teen coge interés. Y es que a ella le gusta ese estilo, es un latino con dinero pero en un país rico. Por lo tanto, con desparpajo decide subir al coche, pasear un rato y ver qué pasa. El camino empieza a coger un rumbo nuevo, él tiene un apartamento cerca y quiere saborear a esta novata. Es así que la lleva hasta allí, la tienta con promesas excitantes. Debido a que ella es muy chica lentamente se gana la confianza. Con besos cálidos, mimos y muchos piropos logra que la muchacha ascienda hacia la habitación. Está caliente, un Fogoso XVídeo alimentó el comienzo de su jornada.

Esto es una polla

Ya sea por empapada o por curiosa, alienta las maniobras del hombre. Así que él no tarda en enseñarle su gruesa polla, regordeta y venosa la desnuda ante la hermosa. Le explica la importancia de las Mamadas Feroces, necesita que aprenda a ser una buena putita en la cama. Mientras que ella se interesa por el trozo, el sujeto emana vapores por todos sus poros. Y es que la preciosa es ingenua, mimosa y maniobra el pedazo con una suavidad inmensa. Lo bambolea, roza el paladar con la punta y se contenta con chupadas abismales. Las succiones son tan buenas que él acaricia esa cabeza como si se tratara de una perrita buena y bien entrenada.

Baila conmigo

Debido a que la colegiala le dice apasionarse por salir los fines de semana, él le enseña un nuevo baile. Danza en su coño con un pedazo firme, duro y sin piedad. Ella está en cuatro, su falda elevada se menea al ritmo del puerco muchacho. Le gusta tanto ese escozor en su coño que cuando él la aúpa no tiene tapujos en bambolearse como una perra salvaje. Cabalga dichosa ensartada, es una Guarra Nena degustando la mejor posición para follar. El glande acaricia sus entrañas, excitada aumenta el ritmo y va por mucho más. Parece que en el colegio es en lo que menos piensa, ahora no volverá a caminar. Tiene un amante ideal para recogerla, un semental de polla gruesa y brutal.