Rubia Copiloto De Anales Puercos

Visto 341 veces
83%
1
Primero, este hombre empieza su trabajo de cada día con esperanzas de que algo sensacional ocurrirá. Él encuentra oportunidades en cada esquina, es un empresario con buen olfato. Sus padres le heredaron un estacionamiento en la ciudad, lo administra con mucho cuidado. Puesto que pretende ser el mejor del rubro, él mismo camina esos garajes y verifica los autos. Mientras que hace la ronda matinal, ve a una Hermosa Rubia Tetona en un coche de lujo. La fémina lleva uniforme, como si fuera la conductora de un adinerado jefe. Es así que intrigado se aproxima, se presenta como el dueño del lugar y halaga a la chica. Tiene intenciones de conocer el mundo de los ricos, es un codicioso y esta nena parece un platillo de entrada para sus objetivos.

Estacionándose en las pechugas

Frente a la dama procura ser caballeroso, no sabe quién es la chica. Le pregunta si tiene novio, si puede ausentarse del sitio y la invita a beber algo. Y es que este cachondo ve unas enormes tetas bajo ese abrigo con botones dorados. Parece que el Amateur Jefe tiene una reunión y le encargó cuidar el vehículo. Sin embargo, la muchacha tiene muchas horas de espera, está aburrida. Por lo tanto, él le promete mirar el coche por las cámaras de seguridad y divertirla. La conduce a su apartamento, tiene un espacio cerca de los estacionamientos. El aroma a gasolina se cuela por las ventanas, excitada por los aromas no tarda en enseñarle las abultadas y tiernas pechugas. Y es que a esa blonda le agrada todo lo que tiene que ver con motores, es una conductora de vocación. Enloquecido con las carnes aparca su rostro entre esas urbes resonantes, son cálidas y exquisitas.

Gasolina para la follada

Debido a que con un único roce en sus pezones se caldea, lo desnuda. Está en llamas, la blonda tiene intenciones de hacer Mamadas Alocadas en ese surtidor. Además, lo pretende cargar de leche, su coño tiene la velocidad de un motor de altas cilindradas. Mientras que chupetea, las tetas meneándose acompañan cada lamida, es una cochina fabulosa. Rugosidades se plasman en su paladar, la polla tiesa la atraviesa sin piedad. Así que estimulada gatea hasta la cama, el vehículo está cargado con esperma de alta calidad. Abre las piernas, necesita aceite antes de comenzar, es muy puerca. Y él que se apasiona con zonas carnosas no tarda en zambullir su lengua entre ellas. Lame degustando las grietas, los jugos y los sabores más ardientes. Acaricia la cabeza del cachondo, pellizca sus pezones y activa el motor para un camino perfecto al goce.

Doblando a velocidad media

Ya sea por gusto o por puerco se mantiene en las aguas de la Guarra Regordeta. Coge impulso cuando ella empapa las sábanas, está lista para cabalgatas apresuradas. Es así que como un conductor de carreras profesionales, estaciona su polla en el fondo. Arremete contra la tetona, cada bamboleo es un deleite, las curvas son pronunciadas y resbaladizas. Divirtiéndose olvidan el coche del adinerado, están follando y esa es una riqueza superior. Por suerte, las tetas de la fémina brincan provocando más calor, él la penetra desde atrás como un experto. Y es que el cachondo sabe bien como estacionarse en reversa. Le da duro hasta sentir que está dispuesta a Anales Como Perra, destroza ese ojete con placer. Por lo tanto, en rápidas rutas consigue hacerse de una pista para corridas, es un puerco y ella su copiloto perfecta.