Rubias Puercas Llevan Festín De La Calle Al Bar

Visto 48 veces
100%
0
Para empezar, las candentes muchachas pasean por la plaza. No advierten lo que se aproxima a ellas, es una posibilidad impensada. Dos mujeres y un equipo de puercos las rodean, ofrecen dinero para la ganadora de una salvaje competencia. Es así que las Amateurs Esclavas son atadas, desnudas en medio del parque y con promesas delante. Esperanzadas por el prometedor premio, caminan siguiendo las órdenes de estos organizadores. Una fémina bruta les explica cada momento, ellas estarán siempre compitiendo. Por lo tanto, deben poner todo su empeño, sus habilidades y esfuerzo.

Mamadas Sin Respirar

Frente a las hermosas chicas, los cachondos se agolpan. Hay cientos esperando su turno para gozar, las calles son un desastre. Además, los cochinos las llevan a una pared bajo el sol. Mientras que les ordenan dar chupadas a los nuevos clientes, vigilan sus jugueteos. Por lo tanto, las muchachas chupan desesperadas, el premio es enorme. Atienden cada polla, chupan potente, sacan leches de todas. Sólo pueden respirar para escupir semen, si son capaces de beberlo es probable que les pongan puntuación extra. Puesto que las Rubias Putitas hacen un buen trabajo, están listas para el siguiente desafío. Será un difícil reto, necesitarán poner completos sus cuerpitos.

Fiesta Alemana

Debido a que las cachondas blondas, reciben aplausos en cantidad, los organizadores se babean. De inmediato perciben el talento de estas chicas. Decididos a hacer la Mejor Orgía al estilo alemán, les dan un consolador para gozar. Unen a las dos preciosas en una pose fenomenal, el público fogueado arroja propinas cuantiosas. Mientras que las bellas nenas dilatan sus agujeros, las herramientas se aproximan. Hay cientos de pollas duras esperando entrarle a esas putitas, es un éxito. Puesto que algunos se deleitan mirando, otros cuentan dinero. Esos cochinos quieren entrarles en Anales Intensos, por el coño o gozar de lamidas exquisitas. Por suerte, las bonitas hacen todo lo necesario para ganarse una buena propina.