El sacerdote le da por el culo a la jovencita

Visto 795 veces
96%
2
La jovencita, confiada plenamente en la honestidad intelectual y moral del sacerdote, se animó a entregarse a él creyendo que la carne no es débil y que el religioso no querría follársela por el amor inmenso a Dios. Todo falló cuando a ella se le fue la mano y a él la polla se le puso mucho más que dura. La debilidad y calentura hizo que ella se fuera desnudando en la sacristía, mientras él no perdía tiempo y hacía lo propio. No debía desaprovechar única de follarse a la muchacha amateur que ante él quería pecar. Pero también quería que él cometiera el pecado más delicioso de probar un coño y recibir una mamada de compensación. Casi virgen, ella se mueve en el sillón. Espera por el hombre que necesita consumar su amor de un modo que deje la espiritualidad para otro momento. Ambos necesitan sexo, del más salvaje, del brutal, del que no pide permiso ni perdón.

El sacerdote se la folla por el culo

Aunque él es un hombre de Dios y parece no tener experiencia en el sexo, se ha cultivado mirando videos XXX en Redtube y Cumlouder. Allí aprendió cómo se hace un buen sexo anal a una putita como la que él tiene en frente y la mejor manera de enterrarle tremendo pedazo de carne sin que ella se queje ni se porte de manera descortés. La muchacha con una polla tan  grande solo para ella, decidió masturbarse para relajarse y que el coño se le empapara por completo. Tanto se acarició las tetas entre risas que logró lo que tanto buscaba. Su belleza cautivó al sacerdote que no tardó nada en hacerla suya. La polla del cura se metió en su boca, en su coño y en su culo cuantas veces quiso. La jovencita fue feliz, el sacerdote más al punto que la terminó bendiciendo con buenos tiros de semen para ella.