Se Folla A Su Madrastra Dormida- Pervertido

Visto 911 veces
92%
2
Puesto que su padre está de viaje, este muchacho queda al cuidado de su madrastra. La sexy madurita duerme, está agobiada. Parece que hace mucho deporte y no puede lidiar con este joven por el momento. Es así que apoya su cabeza en la almohada y sueña con calientes eventos. Sin embargo, lo que esta mujer desconoce, es que su hijastro es un atrevido sin límites. Mientras que ella dormita profundo, él la espía y se calienta. Debido a que es la primera vez que están solos en la casa, el chico está más enloquecido que de costumbre. Roza el cuerpo de la avezada y con su polla frenética enceguece. Quita los calzones de la fémina rompiendo una barrera para sus hazañas.

Hijastro Pervertido

Frente a las nalgas firmes de la madrastra, el cachondo entra en calenturas. Se quita la ropa e intenta acariciarla con suavidad. Pretende que la mujer no despierte pero igual se la quiere follar. Con mimos suaves apretuja las carnes y la invita a soñar con Ardientes X de Redtube. Parece que el chico sabe que estimulando a la mujer conseguirá sueños profundos y mojados. Entonces con valentía apunta al agujero de la fémina. Desea follarse a la mujer de su padre, dormida y sin permiso. Así que este perverso chico, sacude la punta de su glande y la calienta para no despertarla con frías sensaciones. El Amateur Libidinoso entra al fondo de esa concha y su mente está en aprietos. Por un lado sabe con certeza de que ella abrirá los ojos y por otro la desea demasiado.

Sin Castigo Y En Secreto

Mientras que invade el coño de la somnolienta, ella intenta despertar. Por lo cual, con fuerza ejerce presión en su espalda para mantenerla en el lugar. La obliga a quedarse inmóvil y recibir las entradas de su fresca polla. Sacude con potencia las aguas más hondas de la cachonda y cuando espabilada se lo quiere quitar de encima, él arremete con más entradas atrevidas. Puesto que la mujer siente placer y al mismo tiempo furia, está confundida. Su mente tiene remolinos dentro, un tsunami prohibido en su coño la está satisfaciendo. Es así que gira y permite continuar con la revolcada. Deleitándose con las maniobras del hijastro jadea como una Perra Guarra. Ahora esta cachonda no lo puede castigar, debe rezar para que el muchacho guarde el secreto y no la vuelva a follar dormida. Con un grito enseña su orgasmo y él la mira fijamente con una cara que atemoriza.