Secretaria Suplica El Perdón De Sexy Jefa

Visto 313 veces
88%
1
Para empezar, los días en esta oficina son largos y exigentes. La mujer es dueña de una empresa importante, tiene que ocuparse de que todo salga como pretende. Por lo tanto, controla cada milímetro, cada número y cada objeto. Mientras que su asistente mira Vídeos XXX Lésbicos ella se encarga de vigilar. Y es así como se enfurece, está en llamas y no puede esperar a despedir a la atrevida secretaria. Enardecida la llama para que vea el desastre que hay en su escritorio, escucha explicaciones y su entrecejo se frunce.

Es por ti

Frente a la Jovencita Secretaria, la morocha no puede evitar mojarse. Y es que la chica relata sus ganas de follar con mujeres, es una fantasía latente que posee. Mientras que las palabras salen de la boca de esa preciosa blonda, la empresaria palpa el cosquilleo entre sus piernas. Afirma que puede perdonarla pero debe ganarse de nuevo el respeto. Por lo tanto, la Guarra Blonda no tarda en aproximarse con atrevimiento. Besa a su superiora, intenta ejecutar maniobras de putita bisexual codiciosa. Desprende los botones del vestido de la dama, la jefa no se resiste y los mimos alcanzan su concha. Parece que los pezones están erguidos, la muchacha los roza con estilo. Jura que sus actos pecaminosos fueron por causa de las ganas que le tiene a su hermosa directora.

Cómo puedo hacer

Ya sea por actuar o por deseo, la chica desnuda completa a la mujer. Le promete placer tal como ha visto en los Calientes X Youporn. Por lo cual, con chupadas de coño intenta hacerse del perdón. Además, la estricta morocha le da órdenes sin pudor, es su jefa en todo momento. La cachonda disfruta las lamidas, cada succión de la chica es una atrevida maniobra para suplicar paciencia. Es así que obtiene las mejores maniobras, luego revela los juguetes que ella también tiene en la oficina. Consoladores se prestan al juego de jefa y empleada. Por lo tanto, las penetraciones más fuertes provienen de la secretaria. Las piernas se abren dispuestas al goce, ambas empapadas deslizan falanges y lamidas por cada centímetro de la inmaculada oficina. Parece que ahora estas cachondas podrán tener pláticas más ricas, se cobijan en exquisitas folladitas.