Sensual Chica Invita al Jardinero a Bañarse Con Ella

Visto 1172 veces
88%
3
Un mediodía soleado para que se ilumine cada curva de esta linda dama. Bajo la luz natural en el exterior, ella yace junto a su jardinero. Parece que la delicada rubia tiene mucho interés en este fornido masculino. Acercándose a escuchar halagos sutiles, es cautivada por su voz. Su vestido floreado baila con la brisa fresca del jardín y la bella chica lo invita a su hogar. Lo quiere para ella pero trabajando en algo más divertido. Sobre las escaleras con su culito tapado por las rosas de la falda lo aguarda impaciente. A la sensual chica le entusiasma la idea de gozar de sus dedos laboriosos.

Él Necesita Un Baño

Frente al aroma de su sudor está inspirada. Lo invita a su tina para dejarlo bien fresco y perfumado. Es así que este caliente jardinero amateur entra convencido de que disfrutará bastante. Mientras que le besa los glúteos contra la pared, la sensual chica se empapa y gime. El agua empieza a llegar al tope de la bañera y la espuma flota delante de ellos. Ahora los dos están cochinos y el vestido de la nena queda en el pasado. Sumergidos en la calidez del agua, la preciosa se embadurna con espuma floral. Lo que más la sorprende es cuando él se quita los calzones. Puesto que el jardinero tiene un enorme y largo tronco, sus ojos se desorbitan. Así que para conocer esta polla gigante se arrodilla ante ella. La mide con su lengua en mamadas extensas que le recorren todo el cuero. Su boca lo invade dejando sus huevos fogueados para meterse al agua.

Limpiando el Coño de la Jefa

El empleado está más contento que nunca disfrutando la compañía de esta sensual chica. Su césped ya está cortado y el aroma a tierra en sus manos se desvanece. Además la bella petarda le hizo unas chupadas que lo dejaron tieso. Por lo tanto, le sumerge el pedazo en la concha para sacarse las ganas de follar duro y parejo. Desde atrás como si plantara un pino en medio del bosque, le invade las carnes con su gigante. Esa pala excava hasta lo más profundo y no sale del hueco ni para coger aire. Las semillas se clavan dentro de esta jovencita anfitriona y sus nalgas rebotan agitando la espuma. Con el calor en aumento el agua se evapora y sus pieles se secan de manera espontánea. Están en llamas y el próximo destino será más ardiente.

Descubierta en Medio de la Follada

Van a la cama para seguir con estas plantaciones en esa concha humedecida. Él hace rebotes desde atrás para que la sensual chica esté bajo su mando. Con candentes refriegues de sus huevos en la concha de la preciosa, la posición gira hacia un costado. Parece que la exquisita muchacha tiene una flexibilidad extrema. Es así que este libidinoso descubre el pasado de bailarina de su acompañante. Su pie sobre su rostro lo enardece y le mete ese enorme tronco hasta hacerla gritar. Además esta ricura sola se ofrece a darle un baile personal y se monta sobre ese gran pene para poner ritmo feroz al asunto. Llena de leche por este semental, sacude sus caderas sin piedad. Y al salirse de allí deja caer una colección de corridas sobre el colchón. El enorme glande hace honor a su tamaño, su crema es tan abundante como su pulpa.