Sexy Latina Intenta Venderte Casa Seduciendo Tu Polla

Visto 726 veces
81%
3
Para empezar, esta bella latina buscó trabajo de toda clase. Es así que sus intentos por avanzar en el mundo laboral la llevaron al empleo de sus sueños. Por suerte, la Amateur Vendedora se complace ofreciendo propiedades. Su talento innato para persuadir gente llena su cuenta bancaria de propinas y la hace lucir ardiente. Con una falda ajustada, cabello sedoso y tacones finos camina por una casa. Parece que debe venderla para obtener un bono antes de que acabe su jornada. Además, hizo una apuesta a su jefe, si ella consigue sacar esta propiedad del mercado, ascenderá a directora.

Te la intenta vender

Frente a tu búsqueda de cambiar de morada, ella ingresa con una sonrisa convincente. Observa que tienes ganas de probar los asientos, con sensualidad los acaricia para mostrarte las fieles telas. Mientras que sus pasos la acercan a ti, te exasperas. Estás hipnotizado con las palabras de esta Guarra Seductora, todo lo que dice luce caliente para ti. Y como te quedas mudo, ella debe agilizar el asunto. Posa sus nalgas en el sillón, baila para ti desnudándose con gracia. Sin dudas ahora prestas mucha atención a lo que podrías hacer en esa casa. Gracias a las técnicas de esta cachonda imaginas nenas en cada superficie, estás en llamas.

Suplica que la compres

Debido a tu silencio, gatea hasta ti para enseñarte sus Mejores Mamadas. Piensas que es increíble lo que te sucede, estás a punto de coger citas con todas las vendedoras que conoces. Sin embargo, las chupadas de esta latina caliente te mantienen atento a sus deleites. Con enormes pechugas rebotando ante las succiones, la mujer presta su paladar a tus placeres. Estás duro, la Petarda Quiere Follarte hasta que aceptes el contrato. Y como estás allí, será  una buena idea probar la cama que te ofrece. La llevas hasta el lecho y penetras ese coño convincente. Sacudes cada pared de la ardiente mujer, ya estás seguro de que quieres una propiedad donde follarla permanentemente. Además, ella te ofrece un catálogo de poses para hacerle. A cuatro patas te diviertes con ese trasero firme rebotando en tu pelvis, adoras a esta agente. Sin embargo, ahora deberás darle tu respuesta. Recuerda que hizo una apuesta con su jefe, todo depende de ti.