Te Envían Una Teen Asiática A Domicilio

0 views
0%

Para comenzar, tienes mucha suerte. Y es que ese pedido que has hecho en línea te llega en pocos días a tu hogar. Imaginas que se trata de una muñeca oriental, pero es mucho más. Cuando abres la caja encuentras a una Jovencita Preciosa, ella sale y gatea por tu sala. Mientras que anonadado buscas el contacto del vendedor para felicitarlo, ella suplica que le des algo. Está sedienta, viajó demasiado para llegar hasta tu puerta. Es así que te olvidas de agradecer o puntuar al comerciante, la preciosa en cuatro se arrastra. Ves la piel más inmaculada, tersa y bella. Jamás has visto una nena tan bonita como esta, y ni siquiera está asustada, te mira con aprecio.

Examinando la calidad

Frente a la chiquita como perrita por tu sala te dispones a degustar ese coño rozagante. Ella emana unos perfumes que te impacientan, es una Japonesa Teen y tú tienes la polla tiesa. Por lo tanto, no puedes resistir el impulso, te domina la sangre caliente. Zambulles tu glande en ese agujero, ella está más mojada que un jacuzzi. Le das duro hasta el fondo, te gusta la postura que esta muchacha propone. Coges sus delgadas caderas para saborear las profundidades de la cachonda, utilizas la fuerza y te impulsas. Parece que está fabricada para complacer, es real pero al mismo tiempo como un sueño. Así que babeando como con Los Mejores Orientales XX Youporn hamacas potente tu trasero. Estás demasiado fogueado, la muchacha se prende fuego bajo tu dominio. Con astucia gira para otras posturas, necesita que te calmes un poco para saborearla enterita.

Rezas por su durabilidad

Debido a que eres un Amateur Comprador imaginas cosas extrañas. Te preguntas demasiado, ella puede verlo reflejado en tus ojos y se ocupa de relajarte. Usa su pelvis para contraerse en tu glande, aprieta tus carnes. Es así que te sientes cada vez mejor, se bambolea como loca. Con su delgado cuerpo ejecuta maniobras espectaculares, tú descansas debajo. Por otro lado, la cachonda se impacienta cuando le das tus falanges. Parece que has pedido una nena con fetiche y estás enterándote de eso. Así que cada vez que puedes ofreces chupaditas de tus yemas, ella se empapa. Te preguntas si durará más de un año, porque planeas darle un uso constante. Además, está tan buena que no resistirás probar técnicas de toda clase, ya puedes imaginarla en cientos de actividades.

Por suerte, es flexible y tolera bien tus ajetreos, estás más entusiasmado que un niño con un juguete nuevo. Y para colmo esta nena es real, de carne y huesos.

From:
Date: febrero 20, 2020