Tres Traviesas Teens Violando A Mecánico

Visto 91 veces
73%
3
Para comenzar, estas nenitas seguramente serán castigadas. Las rebeldes no temen hacer locuras cuando están juntas, son amigas desde la infancia. Es así que comparten gustos, ideas y perturbadoras travesuras. Mientras que esperas impaciente ver cómo reprenden a estas cachondas, disfruta sus lujuriosas aventuras. Este Fuerte X Cumlouder te transportará a tu infancia, o no, quizás sientas que te faltó vivir algo. Lo cierto es que las muchachas no pierden oportunidades, se comen la juventud cometiendo locuras. Por lo cual, tendrán muchos recuerdos cuando sean mayores, si tú no has vivido esto, te recomendamos participar ahora mismo.

Super poderosas

Debido a que les agrada ser tres cochinas, mantienen pactos de silencio muy rígidos. Parece que a las Revoltosas Japonesas no hay nada que les guste más que el peligro. Mientras que elucubran un plan pervertido, tú serás testigo. Las tres quieren dominar a un hombre, darle duro y al gusto de sus coños. Por lo tanto, secuestrar a este cachondo debe ser una misión exitosa. No hay lugar para errores, tienen que actuar como tres nenitas buenas e inofensivas. Es así que se hacen trenzas, peinados muy aniñados y ponen caritas de buena. Desean al apuesto mecánico del pueblo, un fornido masculino que tiene brazos fibrosos. Por otro lado, estudian bien los horarios de este sujeto, lo sorprenderán cinco minutos antes de que cierre su negocio. Dispuestas a darle golpes para reducirlo, las chicas se dirigen allí como clientas en problemas. Sienten un poder enorme, sólo ellas saben que le están mintiendo.

Fatal encuentro

Puesto que el hombre las ve inocentes, las escucha con atención. Ellas dicen tener un coche roto a un par de kilómetros. Se aproximan al mecánico, como Jovencitas Astutas lo rodean por todos los costados. La que está detrás no tarda en golpearlo. Así que el robusto cae al suelo y despierta atado. Las salvajes le ponen una máscara, usan ataduras especiales para que él no les devuelva azotes. Ríen a carcajadas, comienza la aventura más esperada. Mientras que la más osada desnuda al masculino, las otras lo frotan y provocan una erección. Con ese trozo duro la ronda de cabalgatas no tarda en iniciarse, la cachonda se monta para hacer de esa polla un juguete divertido. Brinca, mira a sus amigas, cómplices se reconfortan dominando al hombre. Por lo cual, una mojada cochina se aúpa en la boca del reducido, lo obliga a chupetear su orificio. Lo están sometiendo a Violaciones En Equipo, se sienten tan feroces como los más peligrosos masculinos.

Pagando la libertad

Ya sea por buscar más adrenalina o porque no pueden dejarlo atado por siempre, le señalan opciones. Lo desatarán si él les da duro en cuatro y por turnos. Puesto que el sumiso ya está a gusto con su rol, intercambiar lugar le resulta tentador. Mientras que las chicas como perras reciben choques en sus entrañas de a una, él las inspira a algo mejor. Pretende enseñarles cómo hacer Orgías Brutales, si ellas quieren ese será el precio por dejarlo en paz. Es así que las monta una sobre otra, los coños roza, las pechugas se abrazan suave y él las folla. Todas rebotan al ritmo de ensartes desde atrás, este masculino se gana su salida a la libertad. Por suerte, siempre hay un revés cuando chiquitas traviesas pretenden violarte sin parar. No hay nada como una polla para calmar las locuras de teens cachondas, este hombre se salvó gracias al uso de cada rugosidad.