Tropieza, Siente Dolor Pero Cae En La Polla Correcta Para Curarse

Visto 92 veces
92%
1
Primero este médico está en sus últimas horas de guardia. Su bata está un poco arrugada, está cansado de ver casos y tiene muchas ganas de despejarse. Es así que contempla a la última paciente en la sala con pocas ganas. La mira de pies a cabeza, es bella pero no sabe qué es lo malo con esa fémina. Mientras que manda a casa a la secretaria, olvida que las Cámaras De Seguridad XNXX están activadas. Así que en el medio de la sala de espera conversa con la muchacha y actúa con desparpajo. Le solicita se aproxime, la revisará en ese escritorio, no tiene más tiempo que perder.

Un tropiezo no es caída

Frente a la Amateur Atleta el médico hace varias preguntas. Y es que todo parece una torcedura de tobillo por actividad física. Sin embargo, la chica dice no practicar nada distinto. Sólo ha caminado bastante, quizás una mala pisada, ahora el doctor ejecuta pruebas adicionales. Mientras que ella permanece sentada en el escritorio, él maniobra el pie para ver dónde está el asunto. Cada roce es más fuerte, ella se sostiene la pierna como puede. Le ofrece un masaje con aceite pero también le asegura que no será suficiente para elevar el calor del área. Por lo tanto, ella debe decidir si quiere una terapia intensa, que él mismo hará para que arda. Elige ese tratamiento rápido, no aguanta más el dolor y caminar inclinada.

Experimento eficiente

Parece que el ilustrado está seguro de que su idea funcionará. Le baja los pantalones a la Jovencita Adolorida y frota su polla. Cree que si la folla sin parar el torrente sanguíneo se ocupara de levantar la temperatura. Es así que cuando el tobillo esté bien caliente el músculo se relajará, las tensiones acomodarán el tendón. Por lo tanto, la penetra con las piernas elevadas, hasta el fondo del coño y sin titubear. Como un buen cirujano de Calientes Porno Gratis hace las técnicas necesarias para que ella sienta el fuego invadiendo su vagina. Bambolea las rodillas de la chica de un lado a otro, prueba las texturas de ese coño con el que está cogiendo un recreo de su agobiante jornada. Debido a que responde bien a cada entrada, el escritorio está mojándose con los empapes de la chica. Le da duro, sin parar, necesita ver los resultados y probarlos. Así que cuando él lanza corridas cálidas en el coño, ella debe continuar masturbándose con potencia. Los resultados están a la vista.