Tu Mejor Cepillada En Un Baño: Peligro, Velocidad Y Goce

0 views
0%

Para empezar, te invitan a una cena informal. Tus compañeros de trabajo son incansables siempre te quieren a su lado. Es así que aceptas con gusto, en medio de la comida sientes ganas de ir al baño. Sólo preguntas para ver dónde están los sanitarios, es así que te señalan una puerta. Miras y parece que hay luz o alguien adentro, esperas. No te impacientas sabes que en Los Mejores PornHub las cosas salen naturalmente. Por lo tanto, aguantas todo lo posible, hasta que tu glande se retuerce. Cuando no soportas más, vuelves a mirar, la luz continúa encendida. Ya empiezas a caminar hacia allí, necesitas orinar con urgencia.

Ritual sin pudor

Frente a la puerta entreabierta posas tu mano y empujas suavemente. Una fémina se cepilla los dientes con fervor, es una Madurita Sexy. Parece que es la esposa de uno de tus colegas, la saludas pero no responde, tiene demasiada pasta entre sus labios. Puesto que te invita a pasar, haciendo ademanes con los ojos, ingresas. Explica con el cepillo en su boca sus ganas de saborear crema picante. Y es que ella es muy salvaje, su marido no lo sabe pero pasa largas horas en el baño porque fantasea con que esa pasta sea otra clase de ungüento. Enseguida la entiendes, desnudas tu polla cargada de toda clase de líquidos y te aguantas lo suficiente. Pretendes que la vea, como un cepillo enorme con pasta adentro la pavoneas delante de ella. La Amateur Cochina agiganta sus ojos, quiere mucho más de ese trozo.

Sonrisa fresca

Debido a que todos te esperan en la mesa, lo haces con velocidad. Te pajeas a la altura de los labios de la fémina, de rodillas como una cómplice bien dispuesta te invita a hacerlo. Y es que sin dudas es lo que esta Guarra Pecadora pretende, abre la boca enseñando cómo apuntar hacia adentro. Mueves tu cuero con agilidad, intentas llenar de crema la punta para que pueda rozar con sus dientes. Por suerte, no tardas en complacerla, en su orgasmo bebe algo de la pasta y se retuerce. Como si nada ocurriera, sigue cepillándose los dientes. Cuando se enjuaga te sonríe dichosa, eres lo mejor que le pasó hasta el momento.

Le diste una pasta única, una experiencia inolvidable y ahora puedes regresar a la mesa con más hambre que antes. Ten en cuenta, guarda el secreto, puedes ser invitado a muchas de estas cenas y encontrarte con la puerca.

From:
Date: marzo 25, 2020