Un castigo ejemplar por robar

0 views
0%

En esta sociedad, los adultos están obligados a trasmitir valores a los más jóvenes, valores como que no hay que robar y que hay que recibir un castigo si algo se realiza mal. Esto ha podido comprobar esta joven, la cual ha entendido que no debe robar si no quiere ser castigada.

El vídeo comienza con la policía en una tienda, avisando a dos jóvenes a las cuales había pillado robando de que no lo volvieran a hacer bajo pena de cárcel. El policía le da permiso al dependiente para castigar el mismo a las jóvenes, las cuales no se imaginan de que trata el castigo.

Una buena mamada como castigo

Como las jovencitas están de buen ver, el hombre decide ejecutar un castigo ligeramente diferente, el cual se baja los pantalones y enseña la polla, diciendo que si una de las dos le da una mamada, quedarían libres de cargos. Una de ellas se niega en rotundo, sin embargo, a la otra no parece disgustarle del todo la idea pese a que tenga novio.

La chica se la empieza a chupar con una muy buena técnica, mientras la otra chica se escandaliza por la situación. El hombre disfruta y por lo tanto se le pone como un canto, algo que hace que la chica se esmere todavía más.

Al final la situación cambia, ya que parece que en vez de un castigo es un premio, ya que la chica lo está disfrutando sin parar. Al final acaban follando, ya que es algo que los dos quieren, siendo además la segunda parte del castigo/recompensa.

Este vídeo nos enseña dos cosas. En primer lugar, que está mal robar y que todo se paga y en segundo lugar, nos enseña que todo castigo tiene su lado bueno, algo que ha podido comprobar esta chica, la cual no se imaginaba que por un inocente hurto acabaría follando en público como castigo.

From:
Date: octubre 25, 2016